Consumer Directed Employer Legislation (legislación sobre el empleador contratado por el consumidor): una reforma con sentido común para la administración de Medicaid a largo plazo

El 27 de marzo, el Governor Jay Inslee promulgó el proyecto de ley SB 6199, la Consumer Directed Employer Legislation (legislación sobre el empleador contratado por el consumidor), lo que lo pone un paso más cerca de convertirse en realidad. El sistema actual del Estado para la administración y el pago a los individual providers (proveedores individuales) es sumamente complicado y engorroso para cuidadores y clientes. Los trabajadores de los casos se ven obligados a realizar miles de tareas y no tienen tiempo para satisfacer las necesidades de los cuidadores o los clientes. El sistema de pagos ha sido un desastre desde el primer día. A menudo, los cuidadores no tienen claro a quién recurrir, y son dirigidos de un lugar a otro. El proyecto de ley SB 6199 permite que el Senado contrate una entidad privada profesional para que se haga cargo de la administración y los pagos. Esto simplificará el sistema y permitirá enviar cualquier duda relacionada con el empleo a un solo lugar. También liberará la carga de los trabajadores de los casos para que puedan atender las necesidades de los clientes, y mejorará y profesionalizará los sistemas de administración y pagos. Luego de que se promulgara el proyecto de ley SB 6199, el siguiente paso será que el DSHS inicie un proceso de licitación pública para decidir quién será el Consumer-Directed Employer. La decisión del Estado incluirá un sólido proceso de participación de las partes interesadas, entre ellas los padres proveedores, los IP y los defensores de las personas con discapacidades, incluidos los defensores por cuenta propia. Trabajaremos para asegurarnos de que el Estado seleccione un empleador que esté a favor de la Unión y de los trabajadores, de manera que los cuidadores se sigan haciendo escuchar en su defensa de mejores salarios y beneficios. Los cuidadores están entusiasmados por esta mejora. A pesar de que esta nueva ley representa un cambio considerable, los cuidadores, incluida la Junta Ejecutiva de la Unión, la apoyan debido a que el sistema actual ya es obsoleto. ¡Hemos crecido como industria y necesitamos sistemas que ayuden a que nuestro trabajo también crezca! Ningún cuidador será obligado a formar parte de una Unión. Gracias a que tenemos una Unión fuerte, hemos obtenido aumentos salariales considerables y beneficios como atención médica asequible y jubilación. Cuando las personas no pagan sus obligaciones, generan una carga sobre los demás, lo que debilita nuestra capacidad de seguir luchando y obteniendo mejores salarios y beneficios. A pesar de eso, ningún cuidador debería estar obligado por ley a formar parte de una Unión.

El proyecto de ley SB 6199 cuenta con el respaldo del DSHS, la Asociación de Agencias para Adultos Mayores del Área de Washington, el Consejo para las discapacidades del desarrollo del estado de Washington y nuestra Unión. Las razones son:

  • Es mejor para los consumidores
    • Los administradores de casos con entrenamiento profesional se podrán enfocar en las necesidades de los clientes
    • Los clientes tendrán la capacidad de elegir su proveedor, entre ellos sus familiares
    • El acceso es más eficiente cuando se requiere de ayuda
  • Es mejor para los asistentes de atención domiciliaria
    • La administración es más estable y menos engorrosa
    • Las preguntas relacionadas con el empleo se pueden enviar a un solo lugar
    • Potencial para innovación y mejoramiento de los derechos de los trabajadores y los beneficios en el lugar de trabajo
    • Le da más flexibilidad al DSHS para aprobar las excepciones relacionadas con los límites de horas extra

El proyecto de ley SB 6199 no afectará la condición tributaria de los individual providers (proveedores individuales). Los IP que estén amparados bajo la exclusión del impuesto de renta por Dificultad de Atención seguirán exentos de la obligación de declarar el impuesto federal sobre la renta. Los IP que actualmente no tienen la obligación de realizar pagos según la ley FICA y el FUTA seguirán exentos. SEIU 775 NO se convertirá en empleador. El Consumer-Directed Employer será seleccionado mediante la solicitud de ofertas con el Estado, luego de un sólido proceso de participación de las partes interesadas, entre ellas los padres proveedores y los defensores de las personas con discapacidades, incluidos los defensores por cuenta propia. SEIU 775 seguirá representando a los individual providers (proveedores individuales) como su unión, y seguirá negociando los contratos con el Consumer-Directed Employer. La Electronic Visit Verification (verificación electrónica de visitas, EVV) es un nuevo requisito federal de Washington; pero no se trata de rastrear a los cuidadores. Este es un nuevo requisito federal adoptado por el Congress (Congreso) de Washington. El proyecto de ley SB 6199 no afectará la EVV porque el Estado debe implementarla, independientemente de que se apruebe o no. El DSHS afirma que este sistema NO exige el seguimiento en video, audio ni rastreo de GPS. Las conversaciones al respecto con el DSHS apenas comenzaron; sin embargo, SEIU se opone firmemente a que haya seguimiento en video, audio o rastreo de GPS de los cuidadores. El proyecto de ley SB 6199 hará pequeñas mejoras a las horas extra. La legislación mantiene un límite de horas extra de 65 horas/semana (en caso de que no se apruebe, el límite se reducirá a 60) y le da más flexibilidad al DSHS para crear y aprobar las excepciones relacionadas con los límites de horas extra. Los asistentes de atención domiciliaria nunca han hecho huelga. El proyecto de ley SB 6199 no cambiará esa situación. SEIU 775 representa al menos entre 8,000 y 10,000 asistentes de atención domiciliaria que son empleados de agencias privadas de atención domiciliaria. Técnicamente, ellos tienen derecho a hacer huelga, pero en 20 años nunca se han organizado diálogos al respecto, ni se ha considerado hacer una. Simplemente no es concebible que los padres hagan huelga en contra de sus hijos, o que un familiar haga huelga en contra de sus seres queridos. La Freedom Foundation se opone a este proyecto de ley porque, según sus propias palabras, su misión consiste en “cancelar el apoyo financiero y destruir” a SEIU. Esta organización está financiada por donantes adinerados que quieren conservar sus beneficios fiscales y no quieren que los cuidadores tengan salarios dignos y beneficios. Durante los próximos años, seguiremos negociando nuestros salarios y beneficios con el Estado. Poner esta legislación en marcha tardará algunos años. Mientras tanto, seguiremos avanzando este verano en nuestros planes para negociar con el Estado un nuevo contrato para los IP. Si quiere ser parte de la negociación, puede hacerlo firmando el formato actualizado de membresía.

Puede comunicarse con nosotros en cualquier momento llamando al Member Resource Center (Centro de Información para Miembros)

icon-phone

1 (866) 371-3200

Lo atenderemos de lunes a viernes, de 8:30 a. m. a 4:30 p. m. Nuestros representantes hablan 8 idiomas; además, los servicios de interpretación están siempre disponibles.

¿Todavía no es miembro?

Únase ahora